Amar es…

IMG_3076

Amar es…

  • luchar juntos
  • estar locos el uno por el otro
  • aceptación
  • dar y recibir
  • compartir

Bla, bla, bla, bla…

Montones de fotomensajes, de tarjetas, de canciones, de películas que nos “venden” una idea y la contraria y así pasa que nuestra cabeza y nuestro corazón están en una centrifugadora que o nos deja empapados porque apenas tiene revoluciones o secos por lo contrario.

Que si el amor romántico, que si el poliamor, que si el amor incondicional, que si… ¡¡¡qué me estás contando!!!

Será deformación profesional pero cada vez echo más en falta las definiciones. Aquí todo el mundo opina y habla de conceptos que no define… parece que “todo” vale tanto en el plano teórico como en el personal. Se habla de relaciones personales como quien habla de pipas… No sé qué nos pasa, bueno sí lo sé, se llama CONFUSIÓN.

Hoy en día hay cursos para todo. Que quiero aprender a perfilar mis cejas, hay un curso. Que quiero cocinar, un curso. Que… puedes aprender lo que quieras, pero ¿quien nos enseña a amar?, ¿quien nos enseña a gestionar nuestras emociones y nuestras necesidades? que son cosas bien diferentes. No hablo de cursos de autoayuda . Hablo de profundidad. Quién nos enseña a relacionarnos con nosotros mismos y con los demás, quién nos enseña el arte de amar.

amistades_peligrosas

¿Recordáis la peli de amistades peligrosas? En aquella época se instruía, había una persona que enseñaba el lenguaje, los modos, los gestos, las técnicas amatorias… Traigo a colación este ejemplo porque intuyo que en esta época donde circula un volumen tan alto de información, es la época de mayor desconocimiento del ser humano, en su esencia personal. Estoy escribiendo y riéndome al mismo tiempo, con cierta ironía, recordando algunas conversaciones estilo “amistades peligrosas” que he presenciado. Voy por el lado de la instrucción, no de la perversión y manipulación del otro, para que no hay dudas 😉

Me gusta mucho una metáfora que utilizo en mis cursos y es imaginar que somos como la Tierra y sus capas: núcleo, manto y superficie. ¿Desde dónde nos relacionamos? ¿Qué pasa cuando me relaciono desde la superficie?, ¿y desde el manto?, ¿y desde el núcleo?…  más aún, ¿sé diferenciar estas tres capas dentro de mi, dentro de mis relaciones?…

¿Recordáis la autoestima?: el deber ético a conocernos, aceptarnos y queremos como somos… Cómo me siento, cómo me pienso, cómo me trato, cómo me amo… Qué es el amor para mi, cómo trato a las personas a las que les digo “te quiero”

He visto una película muy dura que se llama Mi amor. La encontré buscando una película romántica que no me diera mucho que pensar y … me revolvió el alma. Confundimos con tanta frecuencia el amor con la dependencia, con cubrir necesidades…

images

Para terminar esta entrada que azota la comodidad. Una “lluvia de esperanza”: la recomendación de un libro que he conocido por mi amiga y compañera Montse Montano.

Técnicamente, nuestra primera experiencia de amor nos la proporciona la interacción con nuestros progenitores. De ellos mamamos la esencia de lo que es el amor. A edades muy tempranas tomamos decisiones, construimos nuestro guión de vida. (Ver Análisis Transaccional) De adultos podemos re-decidir. Cuando uno vive en confusión necesita limites, ideas claras, instrucciones, al principio parece forzado y después se incorpora como si siempre hubiera estado en nosotros. Hay algo que me parece vital y es que “Esperar a que te quieran puede ser una de las experiencias más humillantes y tristes.  Una persona honesta jamás estaría con alguien a quien no ama para aprovecharse de ciertos beneficios, llámese comodidad, dinero, compañía, etcétera. Si no te quieren, no es negociable.”

autenticidad-verificar-sello-verdad-real

Marina Monzón & Cuidar con Cuidado, contribuyen con la ética de los contenidos. Si esta entrada te inspira, cita la fuente.

 

 

 

Anuncios

Acerca de cuidarconcuidado

Hola! Soy Marina, de profesión Enfermera. Me interesan los cuidados del cuerpo, del alma y de la mente
Esta entrada fue publicada en Análisis Transaccional, Ética, Educación emocional, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Amar es…

  1. montse140858 dijo:

    ¡Marina, desde mis vacaciones y con el resumen del magnífico libro de Walter Riso para comentarlo con mi pareja, te envío a tí y a tus lectores un cariñoso saludo!

    Le gusta a 1 persona

  2. montse140858 dijo:

    ¡Marina, desde mis vacaciones y con el resumen del magnífico libro de Walter Riso para comentarlo con mi pareja, te envío a tí y a tus lectores un cariñoso saludo!

    Le gusta a 1 persona

  3. Martiel dijo:

    ¿Sería interesante abrir un debate cuyo tema fuese: enamorarse y autoestima? ¿Se podría dar el caso de que enamorase perdidamente de alguíen ocasione una pérdida de autoestima? ¿Hay una interrelación entre ambos?
    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    • Sería muy interesante. Estoy dispuesta a asumir este reto que propones. El libro que Montse ha resumido y que recomiendo en esta entrada es fabuloso en este sentido. En él quedan claros los “requisitos” de un “amor saludable” que es aquel que nos dignifica, nos enriquece. Aquel en el que se tienden puentes entre dos seres completos,autónomos, con autoestima, valores, principios, dignidad,… Dice (y lo suscribo) que conviene no pasar los limites de la autoestima. Hace dos preguntas muy interesantes. Ya sabes que adoro las preguntas, son:
      • ¿Estás contenta o contento con tu relación de pareja y de la vida que llevas?

      • Si pudieras cambiar el pasado, ¿repetirías con la misma persona?

      Seguimos…

      Me gusta

      • Martiel dijo:

        Seguimos….
        Dos preguntas muy interesantes y muy complejas, a pesar de la sencillez de su enunciado.
        Para contestar a la primera pregunta, debemos realizarnos antes otra: ¿La satisfacción en la relación de pareja la medimos en términos relativos o absolutos? Si se contesta bajo la premisa del primer término la respuesta mas común debería ser que SÍ. Ahora si se contesta en términos absolutos, en el 95% de los casos la respuesta sería NO.
        Tambíen debemos de tener en cuenta nuestra concepto de satisfacción en las relaciones de pareja. Es muy complejo intentar girar alrededor de un modelo teórico en estas cuestiones. Hablamos de sentimientos que pueden verse influidos por una gran cantidad de detalles exógenos a ellos.La respuesta a tu primera pregunta es muy compleja de explicar a pesar, como he dicho antes, de la extrema sencillez de su enunciado.
        La segunda de tus preguntas nos lleva al terreno de la ucronía. Rehacer nuestro pasado en función de lo que hubiera sido, si en lugar de blanco hubiera sido negro. Obviamente habrá personas que no repetirian con la misma persona. Mujeres u hombres que hayan sido maltrados por su pareja o situaciones similares. Yo creo que la vida vivida, aunque nos pese, no se puede cambíar. Debemos enfocar nuestro esfuerzo a vivir, como realmente queremos vivirla, nuestra vida aún no vivida.
        Seguros que continuaremos.
        Un saludo.
        .

        Le gusta a 1 persona

        • Buenos días Martiel. Dos aclaraciones: la primera es que son preguntas reflexivas, de toma de conciencia. La segunda es que no son mis preguntas son las sugeridas por el libro que enlazo. Seguimos con la reflexión.Efectivamente trasladar la teoría a la vida en estos asuntos es complejo, cada persona somos un mundo y nos convertimos en verdaderos modistos/as de alta costura para adaptar la teoría general a nuestra vida particular.
          Absolutamente de acuerdo contigo con que la vida es para VIVIRLA.
          En el desarrollo de mi profesión hablo con muchas personas que están en situaciones límite por su salud y un gran numero de personas, de carne y hueso, normales y corrientes, coincide que uno se arrepiente de lo que no intenta, de lo que no hace, de lo que deja pasar, rara vez uno se arrepiente de haber actuado (bajo estas expresiones está la teoría del aprendizaje continuo, que no hay experiencias buenas ni malas, simplemente aprendizaje vital). Con todos los matices necesarios, creo que el libro va por ahí, como también va por ahí la pregunta de Esther Pere: ahora que conoce a su pareja, ¿volvería a elegirla?
          Voy a ver tu propuesta inicial.

          Me gusta

  4. En mi opinión y la varios expertos, incluidos los que he citado estos día, la AUTOESTIMA es esencial para la vida humana. Al ser una necesidad básica está relacionada con todo (siento-pienso-hago) Obviamente está relacionada con las relaciones personales, laborales, familiares, amistades, pareja… Concretamente con el tema del enamoramiento, cada uno de nosotros, tengamos formación teórica o no, sabemos cuando estamos renunciando a nuestra esencia por ciertas situaciones. Podríamos decir que llevamos información genética que nos dice que la esencia es irrenunciable, no obstante, se hacen renuncias a lo “irrenunciable”. Desde mi marco teórico (Análisis Transaccional), este suceso obedece al guión de vida y a cómo hemos aprendido a relacionarnos desde pequeños. La buena noticia es que con trabajo personal: toma de conciencia, atención, disciplina y deseo de cambiar se puede suavizar ese guión, e incluso, algunos autores apuntan hacia la salida del guión.

    En respuesta a si es posible que perdamos la autoestima en una relación, he de decirte claramente sí. Todos los casos de maltrato físico y psicologico tienen como trasfondo la pérdida de la autoestima. Sin llegar a los extremos, cada vez que renunciamos nuestra esencia (valores) cedemos parte de nuestra autoestima. El ejemplo de las relaciones simbioticas (donde uno “sustituye” a otro)…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s