Cuidando a esa persona que nos importa

14639583_905656642897935_4591116981938536366_n

Hay una frase que dice una persona  a la que adoro y es:

“se consigue más con miel que con hiel”

978849370327Steiner en su libro Cuando un hombre ama a una mujer propone entrenarse en hablar con amor y amabilidad. Eso no significa ser cursi, ni empalagoso, significa poner atención y ser amable y amoroso seas hombre o mujer, te dirijas a tu pareja, a tus hijos, a tus amigos, a tus compañeros de trabajo,a tus vecinos, al dependiente, al conductor del autobus… es una manera se ser y estar en el mundo.

¿Qué cosas estamos deseando escuchar desde el corazón?, siempre que sean auténtica verdad y no una estrategia de manipulación.

palabras

Te amo (supone aceptación de quien eres y de cómo eres) frente a Te quiero (supone posesión)

Te elijo (cada día de mi vida puedo elegir y decido libremente estar a tu lado) frente a Te necesito (lleva implícita dependencia)

Gracias. Ser agradecido es algo precioso y tener mil y una ocasión a lo largo del día para agradecer es ser verdaderamente afortunado.

Cuenta conmigo. Cuando alguien está a tu lado, cuando de verdad puedes confiar, cuando te sientes acompañado es… indescriptible. Cuando nos sentimos absolutamente solos estando en compañía se nos parte el corazón en mil pedazos.

Por favor, te pido… Existe una enorme diferencia entre solicitar y exigir. Pedir ayuda, pedir colaboración, pedir un favor, pedir algo, lo que sea, no es sinónimo de que el otro tenga que satisfacer nuestra necesidad. Cuando uno pide ha de estar preparado para todas las respuestas posibles, incluida el NO.

Preguntas exploratorias tipo: ¿qué tal tu día?, ¿cómo estas?, ¿como te sientes?… Mostrar interés por la otra persona es uno de los gestos más generosos que podemos brindar a otro.

entenderse

Además de palabras están los gestos… que ayudan, completan y suelen llevar el mando del mensaje.

¿Qué gestos, actos podemos hacer para enriquecer, mejorar y profundizar en nuestras relaciones?

Hacer cosas juntos: leer, pasear, cocinar, ir a la compra, ver una peli, conservar, reírse, …

Aprende algo nuevo y compártelo:  Cuando aprendemos algo nuevo estamos exuberantes. Poder compartirlo es precioso, quizá aprender algo juntos sea una excelente idea…

Cuidarse mutuamente:

  • Te presta su coche, está en reserva… lo llevas a la gasolinera, llenas el deposito, quizá lo limpias (sabes que no tiene tiempo de nada) y se lo dejas tal cual… te encantaría ver su cara cuando lo vea limpio y mejor aún cuando descubra que no tiene que parar en el estación de servicio, pero te aguantas las ganas para que sea un “regalo sorpresa”
  • Sabes que ha tenido un día “terrible” y preparas un baño para que se relaje… Puedes leer su poemario favorito sentado/a  mientras toma el baño, o contarle unos chistes que le arranquen su preciosa sonrisa…quizá te animes con un masaje después o igual hoy lo mejor es dejar que esté unos minutos a solas.
  • Llega con dolor de cabeza. No pasa nada, yo me ocupo de todo, hoy haré la cena, bañaré a los niños, les contaré el cuento, mientras tú descansa… luego estoy contigo ¿te parece?
  • mmmm ¡qué bien huele!, ¡wala! has preparado mi comida favorita.
  • Madrugas un montón, la ventaja es que contemplas los más preciosos y únicos amaneceres. De vez en cuando, paras haces una foto y se la envías con un “mira que preciosidad” que significa “me acuerdo de ti y quiero compartir este momento contigo”
  • Conoces que la pituitaria de esa persona “especial” prefiere los olores naturales a los cosméticos, así que no utilizas perfumes cuando quedáis.
  • Sabes que ha tenido una consulta, un curso, una cita, un cliente, un pedido, un evento importante… te interesas por saber cómo se siente al respecto.
  • Hay que darlo todo en el próximo examen, me encantaría hablar a toda hora contigo pero quiero dejarte tiempo para estudiar y lo hago.
  • Sé que te encanta cómo me queda tal prenda, así que de vez en cuando me la pongo para ti.
  • …. ¡¡¡¡imaginación al poder!!!!

Acompañar en ese momento difícil. Permanecer, estar, ser una buena compañía en los momentos difíciles es todo un arte. Mantenerse firme ante el chaparrón de la ira, la tormenta de la tristeza, el huracán de la melancolía, la niebla de la soledad y el frío helador del profundo dolor, y además tener una palabra amable, un gesto gentil… estar presente sin huir de la situación, es SUSTENTAR una relación, es estar a la ALTURA, es ser NUTRITIVO, es SABER ESTAR Y SER

Divertirse. Poder reírnos de lo que sea; tomarnos una foto haciendo el ganso y despeinados, solo para nosotros; bailar descalzos o con tacones; tomarnos ese vinito mientras cocinamos y conversamos de todo y de nada. Caminar bajo la lluvia.  Un viaje sin preparativos. Un día de cine. Ir a ver esa obra de teatro que tanto le gusta o a esa exposición que le fascina. ¡Wa! que viene “xxx” a dar un concierto… ¡ya tengo las entradas! y…un dia sin hacer nada…

Compartir aficiones. De todo tipo deportivas, intelectuales, lúdicas…

Hacer de lo cotidiano algo especial. Tomar un café, mirarnos, un mensaje, poner la mesa, hacer un trayecto en coche o en transporte público, compartir un helado o una ensalada, mirar la luna, una llamada de teléfono… Atesorar cada instante del día como único e irrepetible es precioso por uno mismo y es “pegamento” para una relación.

Respetar la intimidad del otro. Es fundamental para la salud de la relación y la propia mantener tu vida privada, lease conservar y cuidar de nuestras amistades. Tener tiempo para uno. Poder realizar actividades individualmente. Cuidar de las relaciones familiares, cada uno de su familia. La privacidad es esencial, cuando pasamos la línea y leemos un correo o un mensaje no sólo estamos “violando” la intimidad de esa persona también la del remitente que desconoce que otros ojos leerán o verán su mensaje.

Cumplir lo que decimos. Ser de fiar, confiable tiene que ver con nuestra capacidad para hacer lo que decimos que vamos a hacer. Cuando una persona dice, por ejemplo “yo me ocupo de…” y no se ocupa. Nos ponemos en alerta. Si esa persona dice “te llamaré mañana” y no te llama o cualquier otra cosa. Se van sumando motivos para desconfiar. En este concepto está implícita la verdad. Cuando vemos y escuchamos a una persona mentir u ocultar la verdad a otras, es inevitable pensar que con uno lo hará también. Mellar la confianza es el primer paso para destruir una relación sea del tipo que sea. Nadie quiere cerca a un persona en la que no se puede confiar o que te decepciona en repetidas ocasiones. Para ser alguien digno de confianza tendremos que cumplir con nuestros compromisos y ser lo más honesto posible con quienes amamos.

Seguro que se te ocurren mil ideas tanto de palabras como de acciones ¿quieres compartirlas con nosotros? Es una forma de enriquecernos todos 😉

Gracias.

 

 

Anuncios

Acerca de cuidarconcuidado

Hola! Soy Marina, de profesión Enfermera. Me interesan los cuidados del cuerpo, del alma y de la mente
Esta entrada fue publicada en Educación emocional, RELACIONES HUMANAS y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Cuidando a esa persona que nos importa

  1. montse140858 dijo:

    ¡Hola Marina! Me ha encantado la entrada. Leyéndola me reafirmo en que es necesario reestructurar mucho nuestra distribución del tiempo si queremos darle lugar al amor. Siempre lo he pensado y la práctica -¡la “dura” práctica!- me da la razón. Tener un amor y cuidar de él implica en ocasiones priorizarlo frente a otras muchas opciones verdaderamente atractivas, justificadas, ¡socialmente bien vistas y aplaudidas…! Todavía lucho con cierto rastro de culpa cuando declino algunas invitaciones. Concretamente este mes, dos amigas me han ofrecido entradas para asistir a Biocultura. Entradas y su agradable compañía. Y he declinado porque he escogido estar en casa compartiendo y cuidando de mi amor. Escrito así, hasta podría sonar machista. ¡¡Pero no lo es!! Tuvo un par de días muy malos y necesitaba descanso y tranquilidad casera. Y prioricé. Por supuesto que no supuso ningún sacrificio para mí. Biocultura es interesante y está en mi línea de vida, pero la opción que escogí me llenó más. Me temo que la sociedad tiene tal oferta y tan atractiva a nivel de consumo (en la que también se incluye lo cultural, porque la cultura también podemos vivirla como un “consumo”, si no nos andamos con cuidado) que resulta muy difícil darle el buen espacio que necesita el amor. Y el amor, se resiente. Florece, pero no da todo lo que podría dar de sí, convirtiéndose en su mejor versión, en el mejor de los mundos posibles. Necesita de guerreros emocionales jubilosamente esforzados…También quería aportar mi granito de arena. Hay una cosa que yo hago con mi pareja, que al principio me costaba mucho y es compartir gansadas. Sí, gansadas. El problema que tenía es que no resonaba mucho con las que a él le divierten… hasta que encontré mi propio tono, mis “gansadas” genuinas. Entonces, yo le ofrezco mi gansada y ¡qué felicidad en su rostro! ¡Realmente se le ve feliz de verme tontear y reir…! Es algo maravilloso. Un buen pegamento como tú -y Steiner- dices. ¡Buen día a todos!

    Le gusta a 1 persona

    • Querida Monste, mil gracias por tu aportación tan valiosa y conmovedora. Como decían los clásicos la virtud está en el equilibrio, en el punto medio. Saber ser amables y firmes. Cuidar de nosotros/as y de nuestra pareja, hijos, padres, amigos, compañeros y mascotas (ahora lo añado por mi reciente experiencia). Como bien sabes el amor tiene multiples expresiones y la única irrenunciable y con la que viviremos hasta que la muerte nos separe es con nosotros mismos. Sabes también que adoro cuidar de mis amores y que amo sin medida, que me entrego, que funciono como un on/off con esto del amor y que estoy aprendiendo a instalar esos interruptores tan chulos que ademas de encender y apagar gradúan la intensidad. He escuchado una y otra vez “eres demasiado para mi” y como cuando algo se repite… uno tiene que revisarlo pues eso… ahí aprendiendo a graduar a conducir mi precioso Ferrari de vida que cada vez luce más bonito y cada vez voy aprendido a escucharlo e interpretarlo mejor. Ya sé manejar las marchas hacia arriba y aprendiendo a reducir, incluso a parar el motor. Para mi también fue un objetivo permitirme ser gansa. Ahora disfruto cual niña y adoro cuando me dicen ¡qué cómica eres! o cosas similares. Tener permiso para divertirnos es parte del permiso para vivir autenticamente. Un abrazo enorme con todo mi amor. Feliz día querida amiga

      Me gusta

  2. Todo se resume en el compañerismo y no “tomar posesión” del otro u otra.
    No trartar de cambiar a la persona para que se amolde a tus caprichos, pero sí tratar de ayudarlo en los defectos grandes hablando tranquilamente.
    Si no logras una convivencia pacífica, por más que duela, es hora de separarse.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  3. caro272629 dijo:

    EXCELENTE….PIENSO QUE EL APRECIO, CUIDO Y MIMOS QUE DEDIQUEMOS A SERES AMADOS Y QUE POR ENDE SON IMPORTANTES PARA NOSOTROS, JAMAS PODRIA SER CURSI, SINO QUE HABLA DE LO GRANDE QUE PODEMOS SER…BENDICIONES!!!

    Le gusta a 2 personas

  4. La verdad es que es muy inspirador. Quizás lo que más me ha gustado a sido lo de “hacer de lo cotidiano algo especial”. Muchas veces creemos caer en la rutina ya sea de pareja, familia, etc. y no nos damos cuenta de que cambiando la manera de ver las cosas podemos hacer que cada experiencia sea maravillosa. Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s