¿Cómo está tu niño interno?

PAN.png

Berne  define los estados del yo como un sistema de emociones y pensamientos acompañados de su conjunto afín de patrones de conducta, de el estado:

Padre (P) representa las normas, valores, preceptos y modelos de conducta. Toda esta información es “mamada” de nuestros progenitores y/o figuras parentales durante nuestra infancia. Su voz es LO QUE SE DEBE HACER

Adulto (A) representa el “ordenador” que procesa y organiza toda la información (datos) interna y externa, la compara y toma decisiones. Su voz es LO QUE CONVIENE HACER

Niño (N) representa las emociones, el pensamiento mágico, la creatividad, la curiosidad, la intuición. Su voz es LO QUE DESEA HACER

rana-y-escorpic3b3n

¿Qué pasa cuando nuestro estado N está herido?

Si no lo atendemos y curamos sus heridas boicoteara los nuevos vínculos. Se ha observado un patrón común en N heridos por el abandono y el desamor que comparto:

  1. Se sienten impulsados a seducir constantemente. Son grandes seductores, incluso adictos a la seducción.
  2. Abandonan. Una vez han conquistado su objetivo pierde interés, por un lado, y, por otro, crece el peligro a la intimidad lo que les lleva a huir y a negar la relación. Suele ser un momento muy tormentoso en el ámbito de la pareja, donde se siembran todo tipo de malentendidos que acaban en ruptura.
  3. Rescatan. Sienten una profunda impotencia y dolor por la pérdida y acuden a rescatar desesperadamente a la pareja que acaban de abandonar.

Los N heridos relacionan intimidad con sufrimiento y pérdida. Suelen idealizar las relaciones y mantener sueños románticos. El dolor que sienten una y otra vez les lleva a querer blindarse y a evitar la entrega, así viven de aventura en aventura de amores imposibles, apasionados y novelescos.

La terapia que sana este dolor del N herido hace que las personas tomen conciencia de su adicción y del esquema de los juegos que juega para confirmar su guión. Cuando de verdad se entregan a la terapia y avanzan pueden recibir el verdadero amor y la belleza de las relaciones, sin miedo, en plena confianza, gracias a la activación de P que abraza, nutre y valora, así como a nuestro A que aprende a tomar decisiones que le convienen.

 

Anuncios

Acerca de cuidarconcuidado

Hola! Soy Marina, de profesión Enfermera. Me interesan los cuidados del cuerpo, del alma y de la mente
Esta entrada fue publicada en Análisis Transaccional, Educación emocional, Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¿Cómo está tu niño interno?

  1. Que curioso, todas son necesarias como el PAN.
    Un saludo, Marina.

    Le gusta a 1 persona

  2. Anita Blanco dijo:

    Totalmente de acuerdo, es muy importante sanar la parte del niño. Gracias por compartir. Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s